El restaurante María Trifulca, forma parte de la historia de Sevilla, de hecho su nombre se debe a la playa que había en la ciudad  a mediados del siglo XX. ¿Quieres saber más? ¿Quién ha dicho que en Sevilla no hay playa?

La playa de Sevilla

Años antes de que se creara el puente del V Centenario, Sevilla tenía su propia playa con su arena y aguas fluviales en el Guadalquivir. Las altas temperaturas de la ciudad, animaban a familias, grupos de amigos y pescadores; a refrescarse en sus aguas. Además, su orilla contaba con un gran número de puestos que vendían sardinas, helados, refrescos, dulces…

Pero pronto, la playa de Sevilla comenzó a adquirir una mala reputación, debido a varios ahogos que se produjeron en la playa por su geografía irregular, y a la frecuencia, cada vez más, de servicios de prostitución en su orilla.

La orilla más alejada de la zona de los bañistas, concretamente el muelle de la paja, era la zona principal de la prostitución; puesto que allí atracaban en el muelle de las Delicias o en Tablada muchos marineros.

En el año 1941, hubo una catástrofe industrial que produjo varios incendios cercanos a la playa; y en los años 60, se inhabilitó la zona finalmente.

Playa María Trifulca

Archivo de Francisco José de Jesús

¿De dónde procede el nombre de María Trifulca?

El nombre de María Trifulca,  se debe a una mujer llamada María, que trabajaba en un conocido puesto de venta a orillas de la playa. Por su carácter gruñón, comenzaron a llamarla “Trifulca”, y debido a su gran popularidad, la zona adquirió su nombre.

María Trifulca, algo más que un restaurante

En la actualidad, y tomando el nombre de la conocida zona, nuestro restaurante homenajea a esta playa que se encontraba a orillas del Guadalquivir, al igual que nosotros.

Siguiendo la esencia marinera de lo que fue Sevilla, y con unas vistas inigualables, podrás descubrir un mundo de sabores en nuestro restaurante.

Echa un vistazo a nuestra completa carta y a nuestros vinos, y prepárate para vivir una experiencia única en el mejor mirador de Sevilla, en el puente de Triana.

Recuerda que puedes hacer tus reservas online desde nuestra web, o bien llamando al teléfono 954 33 03 47. ¿Te atreves a disfrutar de la verdadera esencia de Sevilla?

Combinar vinos con queso es una práctica muy extendida, que comenzó cuando los taberneros servían vinos de baja calidad, lo acompañaban de queso para disimular sus defectos, por la gran combinación y afinidad existente entre el vino y el queso.

Pero ¿imaginas poder combinar un buen vino y un buen queso? ¡En Maria Trifulca es posible! Y para que cuando vengas a disfrutar de una experiencia única, puedas saborear el maridaje perfecto, te contamos qué vinos maridan mejor con nuestros quesos.

¿Cómo combinar vinos y quesos?

A continuación, te contamos con qué vinos puedes combinar los mejores quesos que puedes encontrar en nuestro restaurante:

Queso manchego con Trufa

En nuestra tabla de quesos, tal y como puedes ver en nuestra carta,  podrás encontrar queso manchego con trufa. Este queso se caracteriza por tener una corteza dura de tono amarillo claro y un interior compacto de color blanquecino. Este tipo de queso casa muy bien con un vino tinto D.O La Rioja o con un  vino blanco de uva Chardonnay.

Queso de cabra

El queso de cabra aporta matices fundamentales en cualquier tabla de quesos , destacando por su gran contraste con el resto de quesos que componen la tabla.

¿Con qué vino podemos combinar el queso de cabra? Para disfrutar del queso de cabra, es buena idea optar por vinos blancos de sabores frescos o matices afrutados, vinos tintos jóvenes o el cava.

Queso papoyo

La tabla de quesos de Maria Trifulca, también contiene queso papoyo. El Queso Payoyo es una marca de queso que contiene leche de cabra payoya y oveja merina en zonas de la Sierra de Grazalema. (Cádiz).

Este queso marida muy bien con cualquier tipo de vino tinto, sobre todo los tintos jóvenes con matices frutales; vino fino; manzanilla o con oloroso.

Queso Picón

El queso Picón, conocido como Picón Bejes-Tresviso o queso de los picos de Europa , es un queso azul español que se elabora en la comarca de Liébana, en Cantabria.

Es un queso con sabor fuerte, picante, cremoso y con un punto ácido. Es precisamente por este toque picante, la razón por la cual marida muy bien con los vinos dulces de postre.

El contraste del picante del queso y el dulzor del vino dan lugar a una armonía que deja la boca melosa y aterciopelada.

Si quieres disfrutar de un buen maridaje de vino y queso a orillas del Guadalquivir, con unas vistas de ensueño, no dudes en hacer tu reserva online ahora o bien llama al  954 33 03 47. ¿Estás preparado para vivir una experiencia única?