De entre la inmensa iconografía representativa de la ciudad de Sevilla, hay una que es especialmente familiar para los amantes del mejor restaurante en Sevilla: el puente de Triana. Esta edificación, que data de medidados del siglo XIX, no solo es una joya arquitectónica que ha pasado a la historia por su construcción, sino por los muchos secretos que guarda entre sus arcos. Hoy te vamos a contar curiosidades sobre el Puente de Triana que seguro que no te decepcionan.

Curiosidades sobre el Puente de Triana

Construido entre 1845 y 1852 por los ingenieros franceses  Gustavo Steinacher y Ferdinand Bennetot, fue una pieza clave en la infraestructura del momento ya que sustituyó al llamado Puente de Barcas.

Como te hemos comentado, el Puente de Triana esconde muchos secretos. ¿Has escuchado alguna vez que en realidad es idéntico a un puente de París? Pues bien, en realidad es cierto. No es idéntico del todo, pero está fuertemente inspirado en el llamado Puente del Carrousel, que actualmente ya no existe.

Su ubicación es clave en la historia de Sevilla. Y no solo es porque une las dos mayores divisiones de la ciudad: Sevilla y Triana. En la Guerra de la Independencia, el Puente de Barcas (antecesor del actual), fue un punto clave en la llamada Batalla de Triana. ¿Imaginas a docenas de soldados del ejército francés enfrentándose a los españoles donde ahora disfrutas de las mejores vistas de Sevilla? Increíble pero cierto.

El Puente de Isabel II

El llamado Puente de Triana, en realidad es oficialmente el Puente de Isabel II ya que fue inaugurado durante su reinado y llamado así en su nombre. Eso sí, en la práctica casi ningún sevillano lo llama de este nombre. Podríamos casi considerarlo un indicativo de “sevillanía”.

El propio arzobispo de Sevilla bendijo al puente durante su inauguración, precedido de una procesión, desfile militar y con el gobernador civil de Sevilla. Todas las personalidades de la ciudad pasaron por donde ahora se encuentra Mariatrifulca. ¿Quién lo iba a decir, verdad?

Como última curiosidad es importante conocer que en varias ocasiones se planteó añadir una estatua de la Reina Isabel II y unos leones pero que, por suerte o por desgracia, desestimaron la idea. ¿Imaginas que en tu próxima visita a Mariatrifulca estuvieran adornando el Puente de Triana?

Foto de Laura Sánchez