Andalucía es una tierra rica en muchos aspectos. Desde nuestra cultura, hasta su geografía y paisajes diferentes pasando, por supuesto, por sus gentes. Y con gentes nos referimos a desde a todos los nativos de Sevilla o de Andalucía, hasta a los invitados más insospechados. ¿Incluso los visitantes y conquistadores? Pues claro. Somos una tierra de mezclas y de historia y prueba de ello es la visita o, mejor dicho, el intento de tomar nuestra ciudad de los vikingos en Sevilla.

Los vikingos en Sevilla

No queremos ponernos muy teóricos, pero los amantes de los vikingos y de su historia en Sevilla saben que todo lo que se dice de estos marineros que vinieron del frío no es cierto. Por ejemplo, no llevaban cascos con cuernos, ni se llamaban vikingos entre ellos, normalmente.

Dicho esto, la relación de los vikingos en Sevilla es, francamente, apasionante. Estos habitantes de diferentes zonas del norte de Europa (Norguega, Finlandia, Suecia, Islandia y Dinamarca) eran grandes navegantes. Conocidos por sus saqueos, recorrían diferentes puntos del mapa para conseguir tesoros e, incluso, establecerse en algunas zonas. Como es, por ejemplo, el caso del norte de Irlanda. Dublín, de hecho, fue una importante zona de asentamiento vikingo llamada Dublinia. 

Y sí, no es casualidad que la ciudad de Dublín o Sevilla fueran lugares de interés. Ciudades ricas, con mezclas de culturas y de zonas, lo que favorece un gran comercio; puntos muy ricos y llenos de lugares de interés.  Y con otro punto más en común como es el agua.

Tanto en Dubín con su Río Liffey como Sevilla y el Río Guadalquivir, el agua está muy presente en la ciudad y en el desarrollo de la vida de todos sus habitantes. Tanto es así, que son zonas por las que las naves vikingas (los clásicos Drakkar o Snekkar) podían circular perfectamente.

De hecho, el ataque vikingo a Sevilla sucedió exactamente de este modo: a través del Guadalquivir. ¿Imaginas ver a naves llenas de vikingos en Sevilla?

Pues sí, así sucedió. Tras intentar someter a otras zonas de la costa de España y Portugal, un grupo de vikingos capitaneados uno de los guerreros nórdicos más famosos de todos los tiempos intentó tomar la ciudad de Sevilla.

Se calcula que llegaron en octubre del año 844 d.C. Saquearon zonas aledañas a nuestra costa pero gracias a la rápida respuesta militar, fueron expulsados apenas un mes después.

Los vikingos en Sevilla no consiguieron su propósito, pero parece que siglos después han vuelto. Y es que uno de los guerreros que capitaneó el saqueo en Sevilla fue Björn Brazo de Hierro, uno de los mayores conquistadores de todos los vikingos.

Tanto es así, que parte de las hazañas que se le atribuyen al legendario personaje Ragnar Lodbrok en la conocida serie de televisión Vikingos, pertenecieron  su hijo Björn. Y sí, es precisamente el actor Alexander Ludwig quien nos hizo una visita en nuestro restaurante en Sevilla, Mariatrifulca.

Los vikingos en Sevilla - MariaTrifulca | Restaurante en Sevilla

Los vikingos en Sevilla

Björn Brazo de Hierro atraca en Mariatrifulca

El actor disfrutó de una cena muy especial en compañía del amigo común del que disponemos, el piloto de rally César Arévalo.

Un momento especial en el que el tiempo se reconcilia con la historia gracias a los sabores de nuestra gastronomía. Siempre disfrutamos con las visitas de amigos y celebridades en Mariatrifulca, pero cuando vienen de la mano de la historia, aún más.

Disfruta de cada momento de manera única y especial. Y vive la experiencia de saborear el tiempo en cada vistazo en nuestra terraza. ¿Imaginas a cientos de guerreros desembarcando en nuestro restaurante? Nosotros vemos la historia cada día e imaginamos el tiempo sentándose a nuestra mesa.